El BYPASS GÁSTRICO es una de las técnicas  de tipo mixto: restrictivo y malabsortivo , se realiza por vía laparoscópica. Consiste en crear un reservorio pequeño a expensas de la curvatura menor del estómago separado del resto del estómago para evitar un efecto fístula más una desviación al intestino delgado en Y de Roux, de manera que los alimentos ingeridos no atravesarán la parte descartada del estómago ni del duodeno.

 Permite disminuir la producción de insulina por el páncreas. La técnica también actúa por efecto hormonal pues produce una disminución de la ghrelina así como del péptido inhibidor gástrico (GPI) que se encuentran aumentados en los obesos. 

Es la técnica más utilizada en EUA y en otros países, debido a su escasa morbimortalidad, buenos resultados a largo plazo y excelente calidad de vida tras la cirugía.

Con el BYPASS GÁSTRICO la pérdida de peso es variable y depende de la conducta y disposición del paciente a cumplir su nuevo régimen de dieta y ejercicios  llegando a una pérdida del 50 a 75 % de pérdida del peso excesivo en el primer año luego de la cirugía.

El BYPASS GÁSTRICO contribuye a la remisión o control de la Diabetes Mellitus ya  produce una disminución de los niveles de insulina y de glicemia.